El gran marrón de Ikea

Image

El gran marrón de Ikea

Tras el escándalo del contenido de carne de caballo en las albóndigas que ofrecen las tiendas Ikea, el pasado martes numerosos medios dieron a conocer la noticia del hallazgo de bacterias fecales en las tartas de chocolate distribuidas en las cafeterías de Ikea de 23 países del mundo.

¡Qué diferente habría sido todo hace quince años!
Y es que las marcas que han logrado posicionarse de una manera efectiva en los medios digitales 2.0 también arriesgan su reputación cuando salta una alarma social.

3 días seguidos de TT en Twitter son suficientes para hundir por completo la reputación de esta cadena de venta de muebles.

Es importante mencionar que la rama de restauración de Ikea supone el 5% de sus beneficios y una gran ventaja respecto a otras grandes superficies que se dedican a la venta de muebles que no ofrecen este tipo de servicios.

Ahora bien, ¿cuál ha sido la actuación de Ikea España ante esta crisis?

En primer lugar, tras el escándalo de la presencia de carne de caballo en sus productos, lanzó un comunicado donde se explicó el proceso de actuación como la realización de análisis de ADN exhaustivos en todos sus productos así como la retirada de productos cárnicos, entre los que se encontraban albóndigas y salchichas y un rápido cambio de proveedor.

– En segundo lugar, Ikea ha lanzado otro comunicado que informa que “tras comprobar todas las existencias de este producto no hay, ni ha habido, ningún producto en España proveniente de los lotes afectados por las trazas de bacterias coliformes”.

Cabe decir que la marca tras el primer escándalo en España se limitó a lanzar el comunicado y no dar ningún tipo de información extra ni contestar a las inquietudes de los usuarios/consumidores. Ikea continuó con sus publicaciones corrientes sobre las últimas novedades y ofertas.

Tras el segundo escándalo de la tarta de chocolate, Ikea se ha manifestado en las redes sociales dando a conocer el comunicado y recordando que en España ninguna tarta ha sido contaminada.

Por último quería destacaros un tweet difundido por varios usuarios:
“¡Han encontrado restos de madera en algunos muebles de Ikea!”

Y vosotros que creéis, ¿esta crisis afectará también a la venta de muebles?