No content. No Brand.

¡Hola de nuevo!

Siguiendo la línea del post anterior dónde pudisteis ver las campañas más vistas del mes pasado en la red social Youtube, hoy vamos a profundizar un poco más sobre el fenómeno del Branded Content.

La marca Pepsi enmarcó el número 1 del ranking el mes pasado, lo hacía con una broma a un profesor de autoescuela, lo podéis visualizar aquí de nuevo https://brandtation.wordpress.com/2013/04/10/top-5-youtube-marzo13/, este es uno de los muchos ejemplos que podréis encontrar en Internet sobre contenidos que han sido generados por marcas.

No Content, No Brand. Así nombra a una de sus publicaciones Javier Regueria, en las que realiza un estudio sobre el fenómeno del Branded Content. Son muchas ya las marcas que son conscientes del éxito que puede conllevar encontrar un vínculo emocional entre la marca y el usuario, esta estrategia se aleja del agresivo lenguaje de la publicidad convencional y de una manera más sutil e insinuada se consigue fortalecer la relación entre las compañías y los consumidores.

El Branded Content o Advertaintment, nace de la unión entre la publicidad y el entretenimiento. De esta unión nace un concepto (posible en diferentes formatos ya sea un vídeo, una aplicación, una acción de streetmarketing) que conllevan a que el objeto de comunicación (aquel producto/servicio que se quiera promocionar) se convierta en un aspecto más del relato, no al principal.

En el contenido de marca el objetivo del promotor es proyectar sus valores, revalorizar los elementos identificativos del mismo. Por ello, se convierte en una tarea esencial por parte de las marcas un previo estudio del target para poder encontrar aquellos espacios de afinidad entre ambos (intereses, necesidades..).

Por todo ello el Branded Content se consolida como una estrategia que puede llevar al éxito si se consigue engagement entre marca y target, por que la creación de emociones   aseguran una vinculación sostenida en el tiempo ya que perdura en el recuerdo.

Aquí os dejo con otro ejemplo, el Instituto de la Felicidad de Coca-Cola junto con RTVE.

Y vosotros, ¿Qué opináis? ¿Os animáis a compartir algún otro ejemplo?